Silla de ruedas traumatológica + Cojín P302C + Posicionador de brazos

Precio: $499.050 Sku: PACK 3


     La silla de ruedas traumatológica es un dispositivo destinado al apoyo terapéutico en personas y pacientes con capacidad de movilidad reducida por periodos muy prolongados de tiempo, o por indicación de uso permanente. Su estructura completa no limita al usuario a una posición fija de las extremidades inferiores, sus brazos laterales son desmontables lo que facilita la transferencia del paciente desde y hacia su cama, baño o tina, permitiendo la inclusión de estos a las actividades cotidianas del hogar e incentivando la autovalencia.

     El cojín Polyair Systam P302C es un dispositivo vasado en la tecnología de la flotación por aire, compuesto de celdas insuflables unidas con canales de dispersión capaces de otorgar diferencias de presión, las cuales son proporcionales a los requerimientos de los distintos tipos de pacientes. El cojín Polyair Systam P302C otorga una superficie de flotación cómoda y suave, reduciendo al mínimo la presión ejercida en la zona glútea y prominencias oseas, asegurando la perfusión en los pequeños vasos sanguíneos, disminuyendo al máximo el riesgo de lesiones por presión. Posee un dispositivo de insuflación con indicador digital que garantiza la exactitud de aire requerido de forma individual. Su funda protectora está compuesta de material impermeable con tecnología respirable, lo cual permite una adherencia completa a la estructura del cojín.

     El posicionador de brazo viscoelástico Systam P961 otorga una postura ergonómica correcta de las extremidades superiores del paciente, reduciendo de igual forma al mínimo la presión en los puntos prominentes de esta área. Su forma permite el ajuste y calce perfecto a ambos brazos de la silla de ruedas o cama del paciente. Posee funda de material impermeable con tecnología respirable, lo cual permite una adherencia completa a la estructura de este

10 disponibles


Importante! El valor del producto no incluye el costo de despacho, este deberá ser cancelado por el cliente a la empresa de transporte una vez recibida la mercadería.